Cómo Organizar las Obras de Arte de Tus Hijos

Siempre las primeras palabras de un texto son las más difíciles para mí, luego me empiezo a dejar llevar y después no hay quien me pare…

Pero hay que empezar por el principio y me gustaría que supieras algo de mí para que no sientas que te escribe una extraña, sino una amiga en proceso de conocerla.

 

Image: gallery.me.com

Me llamo Claudia Torre

y tengo 30 años. Nací en la Ciudad de México pero viví mi infancia y adolescencia en Cuernavaca. Durante mis 20´s fui gitana: viajé mucho y viví en diferentes países descubriendo nuevas culturas e idiomas. Ahora, en mi edad adulta (dicen por ahí al llegar a las “tas”) regreso a mi tierra para plantar semillas, esperando por fin, echar raíces y cosechar grandes logros. Soy soltera, pero quiero tener una linda familia en el futuro.

Mi habilidad y pasión por el orden y el cómo organizar lo traigo desde niña, pero esa es otra historia… Lo importante ahora es que desde hace 1 año 8 meses, y después de mucha búsqueda de mi “llamado”, por fin lo encontré y hoy es una realidad: se llama organizARTE y es “ese algo” que me motivó a dejar los miedos atrás y a luchar por mis sueños sin importar obstáculos o inseguridades.

Hoy, soy una de las primeras Organizadoras Profesionales es uno de los países en donde la industria no existe; en dónde la gente cree que sólo pasa en los programas de TV y que es algo “actuado”; y un país con gente que tiene muchos apegos y ataduras a las cosas materiales que los aferran al pasado y que podrían beneficiarse de las bondades de nuestra industria. Hoy, me siento muy orgullosa de poder ser parte del motor de cambio en el ambiente de muchas casas y oficinas mexicanas, y muy honrada de haber sido invitada por Helena Alkhas para contribuir en el blog dominical de “Spanish Organizing Connection” con Nacho Eguiarte.

Espero que disfrutes cuando me lees, tanto como yo disfruto cuando te escribo…

Uno de los temas más recurrentes con mis clientas mamás, es sin duda, cómo organizar las obras de arte de sus hijos, hechos en la escuela.

-¿Qué hago con TANTOS trabajos de mis hijos?

¡Obvio no los voy a tirar! Si son sus obras de arte…quiero que cuando sean grandes puedan ver la evolución artística que tuvieron durante su desarrollo-
Precisamente, esas obras de arte que la maestra les deja hacer día con día, fomentando el desarrollo de la creatividad de los niños, son un recuerdo hermoso que definitivamente hay que conservar para la posteridad…

Es lindo ver cómo llegan por la tarde emocionados por entregarle a mamá o a papá ese collar hecho de Fruti Lupis…o el dibujo de la familia hecho con crayolas para que lo pongan en el refri, y que al siguiente día sea reemplazado por la obra de arte hecha de coditos de pasta…

Pero tienen que tomar en cuenta que el Kinder y la Primaria son muuuuuuchos años, y cada año tendrá su clase artística y cada clase conlleva un dibujo, y si empezamos a hacer cuentas y lo multiplicamos por la cantidad de hijos… muy probablemente tienes la misma situación que mi querida clienta: 3 hermosas hijas y 4 bolsas de basura negras de esas enoooormes, llenas de “obras de arte” cubiertas de polvo guardadas en “el cuarto de los triques” o “la bodega”.

Me pregunto yo: ¿De verdad crees que tus hijos, ya adolescentes o jóvenes, van a tomarse la molestia de ir al famoso cuarto de triques, buscar las misteriosas bolsas, sacudirles el polvo y sentarse a admirar cada uno de los 3,489 dibujos que hicieron durante su infancia? -¡Nooooo! Por supuesto que no.

Y menos si les están saliendo cucarachas por los famosos collares de Fruti Lupis que también conservaste. Si, claro: van a ver 1, 2 o hasta 20 dibujos…pero al número 35 van a estar sufriendo un ataque de asma por el polvo, desolados por que la humedad destruyó la gran mayoría y pensando en que ¡nadie tiene tiempo de ponerse a admirar, valorar y rememorar 3,489 dibujos!

Por eso, cada vez que me topo con esta situación, trato de sensibilizar a mi clienta y hacerle ver que muchas veces CALIDAD es mejor que CANTIDAD.

Tus hijos van a amar, con el paso del tiempo, tener el privilegio de ir a ver su caja de tesoros y recordar sus trabajos de infancia y las obras de arte que con tanto cariño y entusiasmo hicieron. Pero unas bolsas de basura cubiertas de polvo y humedad no son la forma de conservar un tesoro.

¿Qué crees que ese joven o adulto pensará de sus “recuerdos” si están guardados en esas condiciones? En lugar de poder llegar a admirarlas dignamente porque su mamá les dio el valor que realmente se merecen y porque su mamá sabía lo especial que serían esas memorias del pasado, ahora en su presente…

Por lo que en este post te invito a que apliques esta técnica de cómo organizar las obras de arte de tus hijos.

 

Comenzamos con los materiales

1.- Compra una caja de plástico con tapa como las que usarías para guardar cosas en el garage, de esas resistentes al agua y al polvo. Que sea transparente y de un buen tamaño para que le quepan muchos papeles. La meta que yo les pongo es que sólo pueden tener 1 caja por hijo durante el Kinder y otra caja por hijo durante la Primaria…para que realmente seleccionen y valoren lo que dejan dentro. Recuerda CALIDAD y no CANTIDAD.

2.- Escribe el nombre de tus hijos en una hoja de Word. Repítelo 3 veces. Cambia la letra a una gorda que tenga el relleno blanco y el borde delineado en negro. Imprímelo.

3.- Saca los materiales de arte de cada hijo dependiendo de la técnica que más le guste a cada uno y colócalos en espacios separadas (pero en la misma área) y coloca cada nombre con cada material.

4.- Llámalos y diles que este día es un día muy especial para ellos, en el cual van a crear “un cofre de tesoro” que va a guardas todas las obras de arte de su infancia…y que cuando sean grandes, van a recordarlo con cariño y van a quererlo como un verdadero tesoro… Muéstrales su nombre y materiales y deja que los coloreen como ellos quieran, ellos son los artistas principales.

5.- Una vez que los nombres están listos, corta separando cada uno de ellos hasta tener 3 nombres. Y pega uno sobre la tapa de la caja, otro en un costado a lo ancho de la caja y el último en el costado a lo largo de la caja. Y así con cada uno de los nombres de tus otros hijos.

 

 

Continuamos con lo más complicado:

Acomoda las cajas (abiertas) frente a ti y ve a buscar las famosas bolsas negras con TODOS los trabajos de tus hijos. Procura que tengas un rato largo libre para hacer esto, de preferencia sin interrupciones, ya que suele ser un momento muy lindo e íntimo en el que puedes sacar muchas emociones. Deja que fluyan y comienza a revisar CADA UNO de los dibujos.

 

 

Proceso de selección:

¿QUÉ SI?

Te invito a que sólo te quedes con los dibujos o trabajos realmente representativos, que tengan una historia detrás, que les traigan recuerdos lindos, que tengan mucho color, mucha expresividad y que creas que realmente tu hijo se pondría feliz de volver a ver ese recuerdo en 20 años.

¿QUÉ NO?

Por favor intenta que no eches a la caja nada que contenga algún tipo de alimento (pasta, coditos, Fruti Lupis, Cheerios) o flora (flores, plantas, semillas) a menos que estén bien preservadas con alguna técnica especial. También considera que si metes la escultura con plastilina de 48 cm, ya no te va a caber mucho después de eso y la meta es 1 caja por niño.

NOTA: Cuando el pequeño ya terminó el Kinder y pasa a Primaria, es necesario repetir la dinámica para comenzar su nueva “caja de tesoros”.

TIP: Un tip para conservar la dinámica de forma práctica y funcional, es tener las cajas en un lugar accesible para que cada vez que llegue un dibujo o trabajo digno de “atesorarse”, puedas meterlo fácilmente…Si definitivamente no tienes espacio para tenerla a la vista y debes meterla a la bodega, yo a mis clientas les digo que tenga una caja provisional para los trabajos que llegan en la semana o el mes, y una vez haciendo la selección pueda meter los elegidos a la caja sin tener que ir diario a ella…así no acabas con arte por toda la casa por flojera de ir a buscar la caja hasta “allá” y dejando por “mientras” los dibujos aquí. ¿Te suena familiar? Ambas sabemos que el “mientras” puede convertirse en un caos y esa no es la idea.

 

 

Verás que será una dinámica súper divertida para ellos y te sentirás feliz de haber creado algo memorable para su futuro.

Me daría mucho gusto leer tus comentarios y que me cuentes cómo te fue con la dinámica de cómo organizar las obras de arte de tus hijos. Y no dudes en hacerme saber de otros retos que tengas en casa, o situaciones por resolver en tu hogar, para poder hablar de eso en futuros posts.

¡Feliz Noviembre!
Claudia Torre

 

 

Similar Posts

2 Comments

  1. Ideas fantásticas para poner orden de la mano de los chicos. Una idea que me viene a la mente en el caso de los trabajos de dimensiones mayores o los que contienen materiales perecederos, es aprovechar las ventajas de la fotografía digital y hacer una carpeta con fotos de esos en particular.

    Bienvenida a bordo Claudia y Helena gracias por hacer más robusto el cuerpo de profesionales en español.

Leave a Reply

Your email address will not be published.