CADA AMANECER UN NUEVO COMIENZO

Anoche, hicimos en casa una llamada por Skype con un amigo muy querido de Atlanta. Es una persona que adoramos porque aunque no hemos tenido tanto tiempo de convivencia como quisiéramos, ni lo conocemos de décadas atrás, tenemos una conexión realmente especial con él. No podemos decir que seamos almas gemelas porque sería melodramático, pero si somos almas afines. La llamada era para ponernos al corriente de nuestras respectivas vidas, y la frase que más resonó en mi cabeza, una y otra vez, fue la de un nuevo comienzo.

Nuestro amigo, a quien llamaré John para efectos de cuidar su privacidad, nos contaba sus idas y venidas por la vida, los últimos meses. Todo acontecimiento relevante en el intervalo de tiempo desde que llamamos la última vez, se trajo a colación, fue una charla por demás vivaz, pero el punto más destacable, que me hace escribir esta publicación es el siguiente. John es un hombre que está  en su séptima década de vida, es retirado; trabajaba para el mundo del entretenimiento; estuvo por años luchando con una enfermedad catastrófica: sin embargo, hoy día la vida le sonríe. Su salud es buena; ha conseguido cerrar muchos capítulos en el libro de su vida; ha lidiado con situaciones que muchos, solo de pensarlas, las sentimos dolorosas. En más de una manera ha salido victorioso.

AMA + NACER = AMANECER

A John, recientemente le han ofrecido un nuevo empleo como encargado de logística para la realización de eventos. Un trabajo que conoce bien por su previo desenvolvimiento en el medio del espectáculo. La oportunidad le viene como anillo al dedo, es un nuevo comienzo, porque aunque esté retirado, personas como él no están hechas para el retiro. Su energía es tal, su conocimiento tan basto, que no compartirlo y usarlo, un verdadero pecado.

Así pues, surgió la idea de crear una publicación acerca de un nuevo comienzo. Se dice que cada día es una oportunidad nueva. Que el significado de amanecer no es otro que amar nacer; por tanto comenzar de nueva cuenta con cada día. Mi amigo, por su edad, es un ejemplo más que ideal para ilustrar este tópico.

EL COMIENZO DE LA VIDA ES CUANDO LO DECIDES TU

La edad no es indicativo de cuándo se empieza a vivir, de cuándo se deja de hacerlo, o de cuándo podemos reinventarnos a nosotros mismos y tener ese nuevo comienzo. Ya se que mucho lo escuchamos en películas, y en teoría se apetece utópico. Saber que una persona que ha vivido 70 años, que tuvo una vida laboral muy plena y exitosa, es capaz de dar un giro de 180 grados a su vida y comenzar otra vez, es inspirador.

Alguien dijo que la vida empieza a los 40, yo tengo esa edad y me gusta pensar que tenían razón, pero a través de los ojos de mi amigo, puedo darme cuenta que la vida comienza, recomienza y se reinventa en el momento que dejamos de preocuparnos y empezamos a ocuparnos en forjar un camino. La edad es meramente circunstancial. Jamás hay que cerrarse a las posibilidades que engendra el universo para cada uno de nosotros. No podemos, si realmente queremos satisfacer nuestros más caros anhelos, sentarnos a esperar que pasa. La  vida se puede admirar desde el sofá, o se puede montar y vivir en ella mientras otros observan ¿Tu qué prefieres hacer?.

[Tweet “Atreverse a vivir aunque implique un comienzo y un giro de 180 grados”]

Un nuevo comienzo puede aguardarnos a la vuelta de la esquina; el día que vamos por un café a la tienda de conveniencia; en cualquier reunión con amigos; la verdad es que no sabemos, pero si nos dejamos llevar por la vibración gentil que emiten ciertas señales, ese comienzo puede ser el inicio de un nuevo capítulo en el mismo libro de nuestra vida. Atrévete a vivir. Yo tengo una carrera para la que estudié por varios años; la he desempeñado muchos más; ahora  siendo un cuarentón, me atreví a iniciar un nuevo camino, que no siendo fácil, me emociona hasta el tuétano.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.