Día de Acción de Gracias | Tiempo de Dar Gracias

El tiempo de dar gracias se aproxima. En el mundo occidental, diciembre es el mes por excelencia para expresar el agradecimiento.

En Estados Unidos, noviembre tiene un día especial, el famoso Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. Ligado a hechos históricos, el Día de Acción de Gracias, traspasa las cuestiones culturales o de hechos, se enfoca a la necesidad que tenemos de darle gracias a la vida, por permitirnos vivir, luchar, sobresalir, por darnos alimento y oportunidades, dejándonos convivir con nuestros seres queridos.

 

Referencias claras a Día de Acción de Gracias, el pavo y las calabazas, con sus colores otoñales

 

El cuarto jueves del mes de noviembre, se convierte en una fecha de suma importancia. Reflejando, con una cena entre amigos cercanos y familia, los deseos de exponer la gratitud en todo sentido. La comida alrededor de la festividad, es también todo un suceso, pues por regla general, se cocinan alimentos propios de la época de la cosecha otoñal. Oraciones, bendiciones, sin importar el credo, o incluso si no se tiene, son la línea del día. Dar gracias por lo que tenemos, por lo que se nos dio y por aquellas oportunidades para seguir teniendo lo necesario.

¿Pero es un hecho de un día o una actitud a lo largo del año?

Cada persona es un mundo, lo sabemos, por tanto, cada persona es diferente; para unos el agradecimiento dura las 24 horas del festejo, para otros más. El mundo está vuelto loco, dicen los abuelos, la realidad es que siempre lo está, no importa si es mitad del siglo XX o  principios del XXI. Todavía hay muchas amenazas allá afuera, pero igual hay mucha esperanza en la fuente inagotable de la bondad humana. Es preciso pues, llevar a lo largo del año el festejo del agradecimiento, claro que no todos los días con una fiesta, pero si llevando en la conciencia y el corazón, que cada día es una oportunidad de vida, que cada tropiezo es una oportunidad de aprender, que cada logro es el reflejo de nuestro esfuerzo.

 

Tres cosas que agradecer durante todo el año.

Despertar

Un día nuevo es una nueva oportunidad, para hacer lo que queramos, para empezar un nuevo proyecto, para continuar en la batalla por nuestros sueños. Así que a dar gracias por despertar.

Caer

La caída nos ayuda primero que nada, a aprender a levantarnos. Caer no es el fin del mundo, es solo un aliciente para la próxima vez ser más astutos, más cautos, más inteligentes, previniendo el tropiezo. Si no tropezamos y caemos, caminar sería una acción aburrida. Dar gracias por caer, es reconocer que al estar en el suelo, el único camino es hacia arriba.

Tener lo necesario

Es bueno soñar en aquello que no tenemos, pues nos impulsa a buscarlo; pero no olvidemos que primero hay que agradecer aquello con lo que contamos. Por estar anhelando lo que no tenemos, podemos olvidarnos de disfrutar lo que si tenemos. Jamás te olvides de lo que ya tienes contigo, especialmente las personas. Hay quien no tiene nada o peor, hay quien tiene de todo y no sabe como disfrutarlo. Tener lo necesario, otro motivo de dar gracias.

Manifestar el agradecimiento

Dar gracias es reconocer que no somos soberbios, que podemos ser humildes, que reconocemos las oportunidades que tenemos para obtener lo que necesitamos. Hay en cambio, causas y personas, que no tienen la misma facilidad que nosotros para encontrar sus oportunidades. Debemos ser caritativos, no creo que haya un agradecimiento más puro, más genuino y más importante, que el que se demuestra por medio de la acción para con otro ser vivo. En la medida que nuestras manos den, estarán tan abiertas que les será más fácil recibir, no podemos recibir si nuestras manos están llenas. Nunca te olvides de quienes no tienen nada, tu puedes ser su razón para ser agradecidos.

Cuéntame ¿Cómo das gracias tú?

Nacho Eguiarte – Organizador Profesional y Blogger en NACHOrganiza

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.