¿Conoces Cuál Es Una De Las Razones Que Más Dificultan La Organización?

Esa situación que provoca un gran estancamiento al organizar, y que hacer que mucha gente sienta la necesidad de buscar ayudar, es nada menos que tener mucho de algo. ¿Suena ambiguo no? Bueno pues debo decirte cuáles son tres cosas de los que nos solemos llenar, al grado que su acumulación, hace que muchos fracasen ante el intento de organizarse, poniendo en evidencia su necesidad de ayuda por parte de un Organizador Profesional.

Tener Muchas Pertenencias.

Adquirir, ya sea comprando, recibiendo o recolectando cosas, sin tener un plan para deshacerse de lo que ya no es necesario o útil, conduce a que los espacios se saturen. Recuerda que el espacio es el área destinada a ser ocupada por diversas cosas; si metes más cosas de las que físicamente caben en un espacio, tendrás un gran congestionamiento. Esa congestión, dependiendo de tu magnitud, puede hacer un espacio difícil de transitar, de habitar o simplemente, un espacio muerto, lleno de cosas pero carente de vida, porque los espacios se tienen para usarlos, para vivirlos.

Tener Muchas Actividades En La Agenda.

La agenda no suele estar exenta de la saturación. Hay que aprender a dejar de lado la idea de que uno o varios eventos, marcados en el calendario, no implican acumulación. Es cierto, no es un espacio físico, pero es un espacio temporal. Hay que mirar cada actividad que anotamos en la agenda, como un bloque tridimensional, que está ocupando ese espacio, a lo largo de un día o unas horas. Los diversos compromisos de trabajo, sociales y de familia, suelen ir en aumento, del mismo modo la facilidad con que decimos si a todo. Hay que mesurarnos y no decir que si a cualquier evento o actividad, porque terminamos sobreponiendo acontecimientos, y como dice el dicho, el que a dos amos sirve con uno queda mal. Pues el tiempo, es un amo muy celoso, además de un recurso invaluable que nos guste o no, no es renovable y no hay precio que pueda marcar su justo valor.

Tener Mucha Información.

Lo mismo da para información impresa en forma de libros, revistas y documentos, que para la que es de carácter digital. En cualquiera de los dos casos encontrarás que tener mucha información, te provoca también un estancamiento al organizar. Al vernos abrumados por tantos datos, no sabemos qué hacer, cómo ordenarlos o si debemos desecharlos. El mundo digital ocurre lo mismo, quizá con la diferencia que no se ocupa un espacio físico. Esa cualidad es la que nos lleva a acumular desmesuradamente, imágenes, música, videos, documentos digitales, muchas de las veces sin llevar una ordenación apropiada. Aunque sea virtual es importante establecer un sistema de archivo y del mismo modo que hacemos con los papeles físicos, debemos depurar lo que no sirve, no tiene valor o es obsoleto como pieza de información.

Vivimos en una era de consumismo, creemos que tener mucho de todo nos garantiza algún tipo de seguridad y de bienestar, cuando, como has visto, más bien conduce a una parálisis, a un estancamiento  al organizar porque no sabemos por dónde empezar al vernos rodeados de cosas.

Empieza a tener una nueva visión más fresca, aprende a tener lo que es útil, lo que amas y lo que complementa tu visión de vida. De lo contrario el tener demasiado, además de estancarte, te va a producir ansiedades, porque a más pertenencias, más que cuidar, más que mantener, más que limpiar y así sigue la lista. ¿Tu vida tiene mucho de algo?

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.