No cabe duda que las fotografías nos vinculan a momentos importantes de nuestra vida. Organizar fotografías sería una manera de mostrar nuestros respetos a esos momentos. Además de que podemos tenerlas al nuestro alcance, sin tenerlas directo en la cara, aferrándonos a esos momentos, que muchas de las veces, podemos creer mejores, solo porque ya pasaron. En particular quiero platicar lo que yo he hecho recientemente, si necesidad de gastar mucho dinero, ni mostrar cualidades impresionantes al nivel de manualidades. Solo quise tener mis fotos en un solo sitio, con un plan de ordenamiento simple. Esto me resultó cómodo porque yo soy de fotografía digital, no de papel, aunque si cuento con una buena cantidad impresa, que son las que puse en orden con este ejercicio de organización.

Sin Gastar Mucho Dinero

Podría decirse que realmente no gaste nada, salvo unos pliegos de papel de china que fueron realmente económicos, me base en cosas que tenía en casa por una u otra razón. La principal, fueron materiales residuales de proyectos pasados o en el caso de la caja, algo que por alguna razón, sobrevivió el paso del tiempo almacenando otra cosa.

Mis materiales fueron una caja de cartón, que perteneció a una computadora tipo Netbook (similar a Laptop pero más pequeña). Esta caja se adaptaba muy bien al proyecto de organizar fotografías, pues como tiene la forma de un portafolio, tenía la posibilidad de ser trasportada por su propia asa, quedarse en posición horizontal o en posición vertical. Usé también vinilo adherible en color negro lustroso, que sobró de una ocasión que forramos algunos gabinetes para hacer un centro de entretenimiento. Un plumón de tinta metálica en plateado, me sirvió para dibujar algunos garabatos alusivos a la fotografía y unos textos. Por último para organizar propiamente las fotografías, lo que hice fue simplemente envolverlas en paquetes hechos por papel de china blanco.

 

Cómo Hice Para Organizar Fotografías

Primero que nada le di una sacudida a la caja de cartón para eliminar polvo o residuos. Después comencé midiendo la cantidad y mirando la mejor manera de forrarla con el vinilo adhesivo. En caso de que no cuentes con un vinilo te recomiendo no gastar mucho dinero, buscando en casa, papel de envoltura, retazos de tela, o incluso pintura en aerosol; aplícala en capas ligeras, para que no se humedezca.

Teniendo la caja forrada, puedes agregarle algunos textos o dibujos con un marcador, si el tipo de recubrimiento usado lo permite. También puedes agregarle algunas calcomanías para personalizarlo más o pintura textil en caso de haber usado retazos. El interior puedes forrarlo también si lo deseas, yo preferí mi portafolio o en este caso portafotos, tal cual, porque mi interés no era hacerlo un proyecto de manualidades, era tener en un solo sitio todas mis fotografías para recurrir a ellas cuando tuviera deseos de un guiño del pasado.

Quise que organizar las fotos fuera un ejercicio muy claro para mi, deja decirte como proceder. Lo que deberás hacer es tomar algunas de ellas y mirarlas rápidamente; Agrúpalas por tamaños pues será más fácil la categorización. Ve descartando todas las borrosas, fuera de foco, incluyendo aquellas que lejos de aportar un buen sentimiento te llevan a la depresión. Ahora si, con cada grupo, categorízalas por evento, por etapa de vida o por persona. No trates de generar demasiadas categorías, mantenlo simple y sencillo. Cada categoría, envuélvela en papel de china o alguno similar y pon alguna nota corta, palabras clave o fecha que te remita al contenido. De ese modo solo desenvolverás el paquete que te interese rememorar.

Coloca todos los paquetes dentro del portafotos y ubícalo en tu estudio, estancia o cualquier lugar en donde suelas guardar tus recuerdos. Con esta manera de organizar fotografías, podrás cargarlas para mostrarlas en las reuniones con familiares y amigos.

Insisto, no es un trabajo de manualidad muy elaborado o muy fino, comparado con aquellas ideas que hay por ahí en Pinterest o por diversos blogs del tema. Lo que si, es una manera rápida, sencilla y económica de acabar con los pretextos para organizar, en este caso tus recuerdos en fotografía. Qué tal si nos compartes algún trabajo rápido que te haya servido para dejar a un lado la procrastinación, todos nos beneficiaríamos de ello.

 

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.