Una de las razones por las que considero que las personas no mantienen el orden su espacio (ya sea casa, oficina, coche, bolso, etc) es porque las cosas no tiene un “hogar” específico. Nosotras las personas no estamos perdidas deambulando sin rumbos por las noches porque tenemos un hogar a donde regresar después de haber realizado nuestro trabajo. Y para que las cosas de nuestros respectivos espacios siempre estén organizadas y manteniendo un orden, primero es necesario darles un hogar.

Una vez que ya hicimos la depuración extrema en cada espacio, y que ya nos quedamos sólo con las cosas que realmente amamos, necesitamos y no podemos vivir sin ellas, es momento de definir el lugar en donde van a ser guardadas, mientras no estén en uso. Y para que estas cosas mantengan una imagen estética (aparte de mantener todo en su lugar y junto) es cuando recurrimos a los muy preciados contenedores.

Hoy traigo para ustedes los diferentes contenedores o sistemas de organización que he usado últimamente con mis clientes y que nos han parecido efectivos y funcionales, y espero que ustedes también se beneficien de las ideas y las puedan aplicar en sus respectivos espacios. De esta forma, cada cosa estará en su lugar y ya no habrá pretexto de dejarla en un lugar que no corresponde, ya que por regla, las cosas siempre tiene que regresar a su respectivo hogar.

Los productos de limpieza como las escobas, trapeadores y limpia-vidrios pueden verse más ordenados y estorbar menos si los pones en un colgador de artículos de limpieza como lo vemos en este ejemplo.

 

Los materiales para entretener a tus hijos, como las crayolas, los cuadernos para colorear, los dibujos, películas y libros lúdicos pueden conservar mayor orden si los contienes en cajas transparentes y las etiquetas para saber qué contiene cada cosa. El niño puede aprender el hogar de todo y conservarlo tal cual.

 

Cuando contenemos en base a funcionalidad es muy bueno. Pero si también nos fijamos en colores y uniformidad con los contenedores, no solo va a ser funcional, sino que también se verá muy bonito.

 

No necesariamente las cosas tiene que estar expuestas en la oficina. Puedes tener contenedores dentro de cajones y así conservar las cosas clasificadas en su respectivo hogar, pero como están dentro de cajones el espacio lucirá más limpio y minimalista.

 

En la oficina es importante etiquetar cada clasificación, sobre todo en papel, para que cualquier persona pueda mantener el orden sin importar si vive o trabajo o no en ese espacio. Una canastilla para hojas reciclables al lado de la impresora hará más sencilla la tarea de encontrarlas cada vez que quieras imprimir borradores y no desperdiciar hojas lindas por no encontrarlas en ese momento.

 

Un revistero funciona perfecto para que todas las revistas se aprecien más, evitando poner una sobre otra y sin que luzca la portada de cada una. Recuerda la regla de “entra una y sale otra” para que no tengas demasiadas y siempre tengas las más actuales.

 

Tener todo junto de una misma clasificación, te puede evitar tiempo perdido al necesitarlo. Como por ejemplo las cosas para planchar: si tienes el burro, con la plancha y el rociador, todo en un mismo lugar, cuando vayas a planchar pierdes menos tiempo buscando las cosas. Este gancho mantiene todo junto y colgado de forma vertical, aprovechando tu espacio y sin estorbar tanto.

 

Este cajón deslizables te deja ver todas las cosas que tiene guardadas sin importar que estén hasta atrás, ya que lo puedes deslizar y agarrar lo que está al fondo y con poco esfuerzo.

 

“Igual con Igual”. Siempre toma en cuenta que cuando tienes los elementos de una misma clasificación JUNTOS tendrás menor frustración de buscar cosas cuando más las necesitas. El color y mismo estilo es lo que le dan el toque estético a lo que ya está ordenado.

 

Un sencillo colgador de collares y unos ganchitos pueden ser la diferencia entre pasar valioso tiempo deshaciendo nudos o disfrutar usando toda tu joyería porque tendrás mayor visualización y fácil acceso.

 

Cuando contienes tus cosas de belleza en contenedores transparente, es más fácil encontrar las cosas y más sencillo de limpiar. Recuerda “igual con igual” y siempre encontrarás todo.

 

Las bolsas transparentes pueden evitar que las cosas que guardes por temporadas largas se llenen de polvo o humedad. También si tienes poco espacio, te recomiendo que uses las bolsas a las que les quitas el aire con la aspiradora.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.