Organizando el Guardarropa con Nacho Eguiarte

Tener un guardarropa organizado, no solo es cuestión de estética, es cuestión de manejo del tiempo y sanidad mental. ¿Cuántas veces te ha ocurrido que pierdes al menos 10 minutos buscando qué ponerte? La organización del clóset consiste en establecer sistemas que nos faciliten la elección de prendas, no únicamente endulzar nuestros ojos. Por eso prioritario establecer el sistema para luego procurar su belleza estética.

Sin importar el método de organización que apliquemos hay que empezar sacando todo el guardarropa, ponerlo sobre la cama y tomar las decisiones importantes; que se conserva, que se dona, que requiere tintorería y que ha de mandarse a reparaciones. El clóset vacío será un lienzo para trabajar con facilidad. Ten cuidado de revisar que puertas, tubos y herrajes estén en buenas condiciones, en caso de requerirlo, dar una mano fresca de.

 

¿Qué sistemas para organizar mi guardarropa puedo implementar?

Me gusta enfocarme a tres modos generales:

Bloques de Color

Se trata de dividir las prendas en tres partes; lo de arriba, blusas, polos, chaquetas; lo de abajo, pantalones, faldas; los completos, vestidos, abrigos, enterizos. Enseguida se irán acomodando basados en una colorización, mis estilo es blanco, negro, gris, rojo, azul (oscuro a claro), café, verde, amarillo y entre ellos tonos por similitud; después rayas, cuadros, estampados, etc. Conservando las categorías, arriba, abajo, completos, los devuelvo al clóset, de este modo el color será una guía para encontrar y coordinar las prendas a usar.

 

 

Estilo de prendas

Agrupa por ocasión a utilizar las prendas; ropa de día, noche, descanso o trabajo; evitando con ello la pérdida de tiempo buscando ropa de trabajo entre la de descanso. Destina el espacio más próximo a las prendas que más uso tienen, en este caso las de trabajo por requerirlas 5 o 6 veces por semana, en tanto la ropa de noche se pasa a un lugar más alejado pues tendrá actividad de un par de noches por mes. Dentro de cada grupo puedes usar la misma técnica de los bloques de color para llevar cierta coordinación. Debo aclarar que visualmente esta técnica es la menos atractiva pero a personas que tienen mucha ropa puede funcionarles para enfocarse a cierta zona del clóset a la hora de armar un atuendo para el día.

Frecuencia de uso

El acomodo de tus prendas se hace por orden de uso para conseguir una rotación más pareja de todas las prendas y conseguir que el desgaste no se centre en un grupo solamente. Puede ser complicado para las mujeres llevar a cabo este modo de organización pues se visten de acuerdo impulsos anímicos. Más apropiado para hombres y niños, en casa es el método que prefiero, porque así evito que mis camisas y pantalones se usen 5, 6 o hasta más ocasiones por mes, pues logro bajar la rotación y su desgaste por uso y también por las constantes lavadas. Una variación que le funciona a muchos es armar atuendos completos para cada día, especialmente los días de trabajo.

En cuanto a entrepaños y cajones puedes usar las mismas técnicas solo que en lugar de colgar, doblarás todo. Un detalle que no quiero olvidar, la ropa es una inversión, parte de nuestra identidad e imagen, OLVIDATE de usar ganchos de alambre, invierte en ganchos de calidad que no maltraten tus prendas, procura que todos sean del mismo estilo para homogenizar la vista.

Espero que los consejos sirvan para que domes la bestia que habita en el clóset y lo dejes hermoso pero sobre todo funcional.

 

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.