Organización y Administración | Administrar el Tiempo

Administrar el tiempo ha cobrado mucha importancia conforme el ritmo de vida se vuelve más rápido. Es común que cobre una importancia mayor, mientras crecemos y vamos adquiriendo mayores responsabilidades. Ese crecimiento a veces es en edad, a veces es social y otras tantas es profesional. Cuando pasamos de un nivel a otro, es común que tengamos como recompensa, una serie de actividades por realizar que antes no teníamos, pues la responsabilidad es mayor. Lograr un mejor puesto, casarnos, tener hijos, terminar la escuela o seguir con un posgrado, etc. Todas esas actividades, harán en un momento dado, que nuestras habilidades para administrar el tiempo sean puestas sobre las brasas.

Maneras básicas en que puedo administrar el tiempo

Hay toda una escuela en materia de productividad con un método de David Allen, GTD (Getting Things Done) que habla de la manera que podemos mejorar nuestro manejo del tiempo y con él su productividad. Bueno en este caso no quiero profundizar, solo quiero darte unos indicios sencillos para que ganes control de tu tiempo, o lo recuperes en caso de haberlo perdido.

No confíes en la memoria

Yo solía jactarme de mi memoria, pero ya no es tan buena, por eso tengo que anotar varias cosas en papel o en mi Smartphone, así no lo olido. El beneficio real es que liberas esa sección de tu cerebro que retiene esa información y la dejas apta para que se ocupe de tareas importantes, no solo de recordar la lista del supermercado. Entonces, escribe lo que tienes que hacer, sean tareas pequeñas o proyectos enormes, citas y recordatorios. 

Acciones concretas

Una tarea es algo que requiere hacerse, una acción habla del paso a seguir para que la tarea se termine. Importa mucho que si en principio anotas en tu libreta una tarea, después la descompongas en acciones, de lo contrario corres el riesgo de no hacerla. Un ejemplo, hacer un estofado para cenar; las acciones son, verificar que tengo las cacerolas, ir al mercado por las verduras y carne, lavar y cortar las verduras, cocinar productos, poner la mesa, servir la cena. Mientras las tareas sean más complejas, requerirás de mayores acciones, solo que no abuses de la simplificación porque terminarás con una lista kilométrica, por ende tu método de administrar el tiempo, estará condenado al fracaso.

Revisa y afina de acuerdo al contexto

Todo tipo de organización requiere revisiones, requiere adecuaciones y requiere de tomar en consideración el contexto La administración del tiempo con mayor razón, puesto que el contexto nos puede ayudar o retrasar en cumplir con las acciones, por eso, deja cierto margen, para que no te llenes de cosas por hacer, especialmente si una o varias salen distinto a como lo planeaste.

Hacer

No pases más tiempo planeando hacer algo que el tiempo que tardas en hacerlo. Siempre que vayas a administrar el tiempo, tienes que considerar que tenerlo bien organizado no es la meta, la meta es que las cosas se hagan, por eso si estás tardando más en planear que en hacer, terminarás hecho un desastre. Planea de manera que actúes.

Nacho Eguiarte – Organizador Profesional y Blogger en NACHOrganiza

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.