Cuando no Hay Mucho Dinero, en México Hacemos Acapulco en la Azotea

Huele a verano, en México al terminar junio las escuelas cierran ciclo escolar. En Estados Unidos, el verano hace sus coqueteos pues ha pasado el fin de semana del Memorial Day. Con él las actividades al aire libre se disparan a la alza y el aire se llena de aromas de barbacoas. Las actividades a descubierto y sus implementos pueden generar un gasto extra; también los costos derivados de viajes y paseos familiares. La organización de las actividades y el tener un presupuesto claro son clave para no llegar raspados al otoño. Si por el contrario tienes una cartera holgada, trata de disfrutar con responsabilidad. Aun así te invito a leer algunos consejos que ayudan a divertirse y crear buenas memorias familiares, sin depender del dinero para lograrlo, al menos no como protagonista.

¿Qué hacer con un presupuesto ajustado?

Las ciudades son semilleros de actividades, por donde quiera hay cosas que hacer, la idea es explorar para descubrir métodos de diversión. Podemos convertirnos en una clase de Dora La Exploradora de nuestro entorno y vivir aventuras.

Explorador Natural

Aunque la ciudad se construye sobre ríos de asfalto y concreto, sus orillas y algunos corazones verdes, dan la oportunidad de respirar y convivir con la naturaleza. Un parque, una reserva natural dentro de la ciudad o algún bosque. Puedes organizar un picnic, caminatas por las veredas, observación de fauna y flora propia del lugar. Algunas actividades como unas carreras, un juego de voleibol o de bádminton. A mi andar entre la naturaleza me invita a fotografiar flores, árboles y formaciones de nubes mientras me recuesto en el pasto. Eso sí, no dejes basura y evita prender fogatas porque son causal de muchos incendios.

Explorador Histórico

Modernas o no, todas las ciudades tienen un lado histórico. Busca datos en internet de sitios que hayan sido testigos de hechos históricos en tu ciudad. También puedes hacer una visita a edificios antiguos o representativos del lugar dónde vives. Recuerda llevar una actitud curiosa y una mirada fresca para observar lo que a veces pasamos por alto, debido a la cotidianeidad. Después de todo el verano también sirve para aprender de un modo menos escolarizado.

Explorador Teatral

De teatro o cualquier otra actividad de escenario, llámese danza, música, variedad, etc. Está podría ser la más costosa de las actividades que te propongo, pues normalmente hay un costo de entrada, pero buscando en sitios de internet de cultura o de turismo, podrás hallar algunos de bajo costo o incluso gratuitos, como parte de muestras que se realizan bajo el auspicio de los ayuntamientos o condados. Espectáculos callejeros que solo cuestan unas pocas monedas y que también llegan a ofrecer diversión sin pagar los altos costos de un recinto. Por regla general, las puestas de moda son más costosas, deja las atracciones A de lado y opta por las clase B, te puedes llevar una sorpresa de lo buenas que sueles ser algunas.

Explorador Cultural

Los museos, galerías y exposiciones suelen ser gratuitas o con un costo muy ridículo. Busca la cartelera cultural en los periódicos o sitios de internet locales. En mi ciudad con mucha frecuencia hay exposiciones de pintura, escultura o instalaciones por muy poco dinero incluso muchas son gratuitas. Además de pasar un tiempo creando lazos familiares, aprenderán algo de cultura general que no hace daño. Como parte de esta categoría, puede entrar la visita a ferias de artesanías, antigüedades, mercados de pulgas, de productos agrícolas propias de la época de verano, etc. Sin costo de entrada puedes llenar tus ojos de imágenes interesantes y conocer cosas nuevas.

Explorador Hogareño

En casa también podemos explorar, en México hay un dicho, cuando no se tiene dinero para pasar unos días en la playa, uno arma “Acapulco en la Azotea” que no es otra cosa que poner una tinaja grande de agua, la toalla en el jardín y simular que estamos en un paraíso único. Los niños se divierten jugando con la tinaja o con guerras de globos llenos de agua. Hay quién al tener un dinero extra compra una alberca inflable o saca del armario la que ya tenían del verano pasado. Pueden organizar el mismo picnic en el jardín o hacer una carne asada bajo la caricia del sol.

[Tweet “Con poco presupuesto, arma una vacación genial”]

Recomendaciones Finales

Busca información local en las páginas de Internet de las autoridades de comercio, cultural y de turismo de tu localidad. Para crear una verdadera experiencia de vacaciones de verano, asúmete como turista no como local. Ponte bermudas a cuadros o floreadas, un sombrero de palma, lente oscura y mucho bronceador. No olvides tu cámara fotográfica y beber mucha agua. La diversión puede ser con poco presupuesto también. Intercambiemos ideas, dinos como resuelves un verano con poco dinero.

 

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *