Organizador Profesional | Estilos de Aprendizaje en la O.P.

Estilo Kinestésico

Pues bien, ahora llega el turno para platicarles del tercer estilo de aprendizaje, el estilo kinestésico. La acción como medio de aprendizaje. Acorde a estadísticas, la estimación es que también al igual que en estilo auditivo, un 30% de la población, aprende por medios kinestésicos. Sin preámbulos veamos un poco más de este estilo.

 

El Manual de Estilos de Aprendizaje de la DGB, establece la definición de aquellos individuos que utilizan en sistema de representación kinestésico (estilo kinestésico) también conocido como cenestésico; “Es cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo” Continúa ejemplificando “Utilizamos este sistema cuando aprendemos un deporte, pero también muchas otras actividades”.

Con este sistema el aprendizaje se vuelve lento y malamente se asocia con la falta de inteligencia. Se utiliza la memoria muscular para aprender, por lo que después de aprendido es muy difícil olvidar. Es importante para las personas con este estilo de aprendizaje, moverse, la acción es vital, la manipulación, el tacto. Hacer las cosas es la manera de aprender, por ello suelen aplicar el método de prueba y error, no buscan instrucción solo saltan a la acción. Al estar estudiando, les es imperativo moverse o balancearse para sentir que no  se está estático.

 

¿Cómo identificar a un sujeto kinestésico?

Toman riesgos y experimentan, gustan de hacer todo por medio del método de prueba y error. Ponen siempre manos a la obra, no buscan instrucciones; requieren de varias pausas mientras trabajan, cuando están sentados constantemente se ponen de pie; en caso de que no haya cambios en el ritmo de trabajo, se aburren, por lo que buscan realizar varias cosas repartidas en el día; para pensar necesitan moverse, no pueden estarse quietos pues llega a ponerles ansiosos.

 

Su problemática y su motivación

Como no pueden mantener un periodo de atención demasiado largo, es importante desmenuzar las tareas, para que puedan realizarse en cortos periodos de tiempo. Estarse quieto también es un problema para este estilo de aprendizaje, por lo que mantener la actividad es requisito para que los individuos kinestésicos, se mantengan atentos y metidos en la tarea.

Se les puede motivar por medio de periodos de tiempo breves, marcados por un temporizador, de ese modo se “jugará” a batir tiempo; las actividades deberán estar pensadas de modo que se realicen en periodos digamos de 15 minutos; después se toma una brevísima pausa.

Tener una pizarra  con un listado de las tareas en otro extremo de la habitación, es una manera para que una vez completado cada paso, haya la necesidad de levantarse e ir a tachar la actividad realizada; ese movimiento les permite mantener la atención. La música es buen aliciente, siempre que se combine con actividad, por ejemplo poniendo las cosas a organizar esparcidas, así se requiere moverse para trabajar.

Soluciones de organización

Mesas de trabajo altas para evitar estar sentado ayuda, pues el balanceo del cuerpo es una manera de mantener actividad sin desplazarse. La música de fondo puede ayudar pues se puede seguir el ritmo con los pies, de ese modo el cuerpo experimenta movimiento. El uso de un temporizador o alarma es altamente recomendable, pues mantiene la mente enfocada a terminar las tareas en determinado tiempo, después del cual, vendrán bien pausas para tomar un refrigerio, moverse por la habitación, o simplemente estirarse.

Con el estilo de aprendizaje kinestésico, no hace mucha diferencia que las cosas estén expuestas o guardadas en cajones y gabinetes, lo que es importante es que las cosas, aunque estén cerca, que no estén al alcance de la mano; la idea es que haya movilidad, que implique levantarse de la silla o un pequeño desplazamiento para tomar lo necesario. Las pausas y quebrar las actividades en periodos de tiempo cortos son básicos para evitar el aburrimiento.

Otra buena opción es tener mobiliarios con ruedas, por ejemplo en el caso de baúles para almacenar o archivos, también los que son del tipo maletín, puesto que a la hora de archivar hay que desplazar el archivero o el sistema de almacenaje. Cambiar de tipo de pluma o color a la hora de escribir ayuda a mantener movimiento en la mano. Los planificadores de pared, será mejor que sean de modo tal que haya que mover fichas o etiquetas en el espacio para determinar tareas por hacer o realizadas. Canastos o contenedores con texturas son auxiliares porque los individuos kinestésicos son altamente táctiles.

 

 

Con este estilo de aprendizaje, terminamos cubriendo los tres sistemas de representación, de acuerdo a las teorías de programación neurolingüística. ¿Eres tú un individuo kinestésico? Si te has perdido lo relativo a los estilos auditivo y visual, te invito a revisarlos en los links sobre cada uno. Esto ha sido una revisión muy básica de la importancia en conocer los estilos de aprendizaje para maximizar la oportunidad de éxito, no solo al organizar, también al transferir conocimientos o adquirir nuevos.

 

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.